Doris Verdezoto

Doris Verdezoto

sábado, 22 de mayo de 2010





Los Huesos de las Extremidades Superiores

Los huesos más largos del cuerpo se encuentran en las extremidades. Los huesos del hombro, brazo, antebrazo, muñeca, mano y dedos forman las extremidades superiores.

Las clavículas articulan con el esternón. También están conectadas por detrás de la escápula al tronco por medio de los músculos. La cintura escapular sirve para sujetar los huesos de las extremidades al esqueleto axial.

La escápula (omoplato) es un hueso largo, plano y triangular que se encuentra entre la segunda y séptima costilla, en la parte posterior del tórax.

El húmero es el hueso más largo y grande de las extremidades superiores. Su extremo superior tiene una forma de cuello, cuya cabeza articula con la cavidad glenoidal de la escápula, facilitando así el movimiento.

La ulna llamada también el hueso del codo, es un hueso largo localizado en el medio del radio.

El radio está localizado en el aspecto lateral de la ulna y es más pequeño que ésta. En medicina tiene importancia el hecho de que se fractura fácilmente en la tercera parte inferior. Esta fractura se conoce como fractura de Colle.

Los carpales o huesos de la muñeca, 8 en total, están unidos por ligamentos en líneas que permiten cierto movimiento. La primera línea incluye un navicular o escafoide, un semilunar, un triangular o cuneiforme, un pisiforme y la segunda un trapecio o gran multangular, un osmagnum y un unciforme.

Los Huesos de las Extremidades Inferiores

Los huesos de las extremidades inferiores corresponden en términos generales a los de las extremidades superiores y guardan cierto parecido, pero su función es diferente.

Dan soporte al cuerpo, mantienen la posición erguida y facilitan el movimiento al andar, saltar o llevar a cabo ejercicios similares.

Los huesos de las extremiadades inferiores hacen un total de 62 y se agrupan en la siguiente forma:

Pélvis (huesos de la cadera): Incluye los dos huesos innominados que articulan con el sacro en la parte de la espalda. En el adolescente consiste de 3 partes separadas. En el adulto se han anquilosado en una cuenca/cavidad llamada acetábulo donde se acomoda la cabeza del fémur. Se describen en tres partes a saber: ileón o porción superior que se expande formando la prominencia de la cadera; el isquión o porción inferior; y el pubis, parte que ayuda a formar el frente de la pelvis. Algunos puntos importantes a recordar sobre la pelvis son:

1) La pelvis está formada por cuatro huesos, los cuales dos ilíacos que forman los lados y
el frente, el sacro y el coccix que la completan por detrás. Está dividida por un anillo

óseo estrecho; en pelvis falsa o mayor en pelvis menor o veradedera.

2) La espina iliaca es la prominencia en la parte superior del frente del hueso de la
cadera y es importante para examen, diagnóstico y tratamientos.

3) La espina isquial es la parte de atrás de la salida pélvica que se usa como punto de
referencia para el alumbramiento.

4) El pubis forma la porción del hueso innominado e incluye la unión de los dos huesos
innominados.

Fémur (hueso del muslo): Representa el hueso más largo del cuerpo. Su extremidad inferior se articula con la tibia y la patela.

Patela o rótula: Es el hueso triangular pequeño, plano y sesamoideo localizado al frente de la articulación de la rodilla, articula con el fémur (y está cubierto con una bolsa serosa grande llena de líquido).

Tibia (espinilla): Está localizada en la parte anterior e interna de la pierna. Las superficies superiores de este hueso son cóncavas y reciben los cóndilos del fémur mientras que las inferiores articulan con el astrálago, que forma parte de la articulación del tobillo. La tibia también articula con la fíbula.

Peroné: Se encuentra ubicado en el lado externo de la tibia y paralelo a ella. Es el hueso más delgado de todos los huesos largos en proporción a su longitud. Su extremidad inferior articula con la tibia y el astrálago.

Huesos del tobillo y del pie: Los siete huesos tarsales del tobillo (llamados también los
calcáneos, astrágalo, cuboides, escafoides y el primero, segundo y tercer cuneiforme) difieren de los huesos carpales en que son más grandes e irregulares. Los últimos huesos del pie, cinco en total, se parecen a los metacarpales de la mano y se llaman metatarsales. Junto con los tarsianos forman los dos arcos del pie sobre los cuales descansa el peso del cuerpo. Los otros huesos de los dedos del pie se conocen como falanges. Hay tres en cada dedo con excepción del primero o dedo gordo (hallux) que solo tiene uno.


www.coquitoliguista.blogspot.com



Columna vertebral

La columna vertebral (o espina dorsal) se extiende desde el cráneo hasta la pelvis y se compone de 33 huesos individuales que se denominan vértebras. Las vértebras se apilan un grupo sobre otro en cuatro regiones

Vértebras cervicales (C1 - C7)
La columna cervical se subdivide en dos partes: la región cervical superior (C1 y C2) y la inferior (C3 a C7). La C1 se denomina atlas y la C2 se denomina axis. El occipucio (CO), también conocido como hueso occipital, es un hueso plano que forma la parte trasera de la cabeza.

Atlas (C1)
El atlas es la primera vértebra cervical y por eso se abrevia C1. Esta

vértebra sostiene la cabeza. Tiene un aspecto diferente al de otras vértebras. El atlas es un anillo óseo formado por dos masas laterales unidas en las partes frontal y posterior por el arco anterior y el arco posterior.

Axis (C2)
El axis es la segunda vértebra cervical o C2. Es un proceso parecido a un diente sin punta que se proyecta hacia arriba. También se lo conoce como el "diente" o proceso odontoide. El diente proporciona un tipo de pivote y collar que permiten que la cabeza y el atlas roten a su alrededor.

Vértebras torácicas (T1 - T12)
Las vértebras torácicas aumentan de tamaño de la T1 a la T12. Se caracterizan por tener pequeños pedículos, procesos espinales largos y forámenes intervertebrales relativamente grandes (pasajes neurales), lo que trae como resultado menos incidencia de compresión nerviosa.

La caja torácica está unida a las vértebras torácicas. En la T11 y la T12, las costillas no están adheridas y por eso se las llama "costillas flotantes". El rango de movimientos de la columna torácica está limitado debido a la gran cantidad de conexiones de las costillas/ vértebras y los largos procesos espinales.

Vértebras lumbares (L1 - L5)
Las vértebras lumbares varían de tamaño de la L1 a la L5. Estas vértebras cargan con la mayor parte del peso del cuerpo y el estrés biomecánico relacionado. Los pedículos son más largos y anchos que los de la región torácica. Los procesos espinales son horizontales y de forma mucho más cuadrada. Los forámenes intervertebrales (pasajes neurales) son relativamente grandes pero la compresión de la raíz nerviosa es más común que en la zona torácica.

Propósito de las vértebras
Aunque las vértebras varían en tamaño (las cervicales son las más pequeñas, las lumbares, las más grandes) los cuerpos vertebrales son las estructuras de la columna vertebral que soportan el peso. El peso de la parte superior del cuerpo se distribuye a lo largo de la columna hasta el sacro y la pelvis. Las curvas naturales de la columna, cifótica y lordótica, proveen resistencia y elasticidad en la distribución del peso corporal y las cargas axiales sostenidas durante el movimiento.

Las vértebras se componen de muchos elementos que son vitales para el funcionamiento general de la columna, e incluyen los discos intervertebrales y las articulaciones facetarias.

Algunas de las funciones de la columna vertebral son:

Protección

· Médula espinal y raíces nerviosas

· Muchos órganos internos

Base para sujeción

· Ligamentos

· Tendones

· Músculos

Apoyo estructural

· Cabeza, hombros, pecho

· Conecta la parte superior e inferior del cuerpo

· Equilibrio y distribución del peso

Flexibilidad y movilidad

· Flexión (inclinación hacia adelante)

· Extensión (inclinación hacia atrás)

· Inclinación hacia el costado (izquierda y derecha)

· Rotación (izquierda y derecha)

· Combinación de las anteriores

Otras

· Los huesos producen glóbulos rojos

· Almacenamiento de minerales

Región sacra de la columna
El sacro está ubicado detrás de la pelvis. El sacro está formado por cinco huesos (abreviados S1 a S5) fusionados en una estructura triangular. El sacro se acomoda entre los dos huesos de la cadera que conectan la columna a la pelvis. La última vértebra lumbar (L5) se articula (se mueve) con el sacro. Inmediatamente debajo del sacro hay cinco huesos adicionales fusionados para formar el coxis (rabadilla).

video

Huesos de la cabeza

En la cabeza se distingue el esqueleto del cráneo del de la cara. El primero forma la caja que contiene el encéfalo y el segundo se halla situado por abajo y adelante del cráneo. Las cavidades orbitarias, nasales y bucales se abren principalmente en la cara.

Huesos del Cráneo

El esqueleto del cráneo está formado por 8 huesos. Cuatro, dos temporales y dos parietales, son pares y simétricamente colocados. Los otros cuatro, frontal, etmoides, esfenoides y occipital, son impares y están en la línea media.

FRONTAL

Es un hueso plano e impar situado en la parte anterior del cráneo. Presenta una porción vertical superior que contribuye a formar la bóveda craneana y otra horizontal inferior que consti tuye parte de la bóveda de las cavidades orbitarias.

TEMPORAL

Los huesos temporales están situados a los lados de la parte media de la base del cráneo, extendiéndose por las caras laterales de éste. Cada uno de ellos se articula por delante con el esfenoides, por detrás con el occipital y por arriba con el parietal.

Huesos de la Cara

Los huesos de la cara se dividen en dos porciones, llamadas mandíbulas. La inferior está integrada únicamente por el maxilar inferior; la superior, en cambio, es muy compleja y está constituida por trece huesos: doce de ellos están dispuestos por pares, a un lado y otro del plano sagital o de simetría, mientras el restante es impar y coincide con este plano.

Los huesos pares son los maxilares superiores, los malares, los unguis, los cornetes inferiores, los huesos propios de la nariz, y los palatinos. El impar es el vómer.

MAXILAR SUPERIOR

Este hueso forma la mayor parte de la mandíbula superior, su forma se aproxima a la cuadrangular, siendo algo aplanada de fuera a dentro. Presenta las siguientes partes; dos caras, cuatro bordes, cuatro ángulos y una cavidad o seno maxilar.

MAXILAR INFERIOR.

Forma él solo la mandíbula inferior y se puede considerar dividido en un cuerpo y dos ramas.

CAVIDADES DE LA CARA

Al articularse los huesos de la cara entre sí y con los de la base del cráneo se originan una serie de cavidades más o menos amplias, a saber; las cavidades orbitarias, las fosas nasales, las fosas cigomáticas, las fosas pterigomaxilares y la cavidad bucal, con su bóveda palatina, cavidades cuya clara comprensión es necesaria para el conocimiento de las partes blandas que alojan en estado fresco.


Sistema óseo

Introducción

El cuerpo humano, como todos lo sabemos es una maravilla, el sistema óseo es una complicada y perfecta estructura que está formada por 208 piezas, un centenar de articulaciones y más de 650 músculos, todos ellos trabajando juntos para llevar a cabo hasta el más mínimo movimiento.

Principales funciones

· Sostén del cuerpo.
· Proporcionan puntos de inserción a los músculos de modo que se puedan producir movimientos. Los huesos, junto con los músculos y las articulaciones forman parte del aparato locomotor.
· Aportan rigidez al cuerpo.
· Protegen a los órganos internos como el cerebro, pulmones, etc. formando cavidades rígidas donde estos se alojan, por ejemplo el cráneo.

El conjunto de huesos y cartílagos: forma el esqueleto.

El tejido óseo combina células vivas (osteocitos) y materiales inertes (sales de calcio y fósforo), además de sustancias orgánicas de la matriz ósea como el colágeno, proteína que también está presente en otros tejidos. Los huesos son órganos vivos que se están renovando constantemente.

En el cuerpo humano existen 208 huesos:

· 26 en la columna vertebral
· 8 en el cráneo
· 14 en la cara
· 8 en el oído
· 1 hueso hioides
· 25 en el tórax
· 64 en los miembros superiores
· 62 en los miembros inferiores

Hay varios tipos de huesos:

· Largos, como los del brazo o la pierna
· Cortos, como los de la muñeca o las vértebras
· Planos, como los de la cabeza

video